DOCTOR EN EGIPTO

Hatshepsut
Después de visitar la Galicia mágica y medicina tradicional, nos subimos al Delorean tomando 22° de latitud y 35° de longitud Oeste para llegar al pasado egipcio. Un pasado de curaciones y amuletos aunque no solamente curanderos.
Amuleto
Decía el Doctor Pedro Lain Entralgo, en su escrito “Historia de la medicina” , que los textos médicos del antiguo Egipto hablan de conciencia antimágica. Actuar ante el enfermo a favor de la técnica y de espaldas a la magia, pero también llamar a encantamientos, conjuros y amuletos.
Esta medicina pretécnica de lugares como Sumer, Asiria y Babilonia, en el caso del antiguo Egipto, nos viene narrada en papiros médicos en forma de fórmulas, recetas e indicaciones sobre relajación, ginecología o veterinaria. Los Papiros Ebers y el de Edwin Smith son los más interesantes, incluyendo un tratado anatómico – fisiológico, datos sobre patologías y prescripciones como enfermedades del corazón, sistema nervioso o digestivo.
No cabe duda que, la gran cantidad de restos humanos conservados durante los 3 milenios de civilización egipcia, da el mejor testimonio de las enfermedades y curaciones de la época.
Black cats - Egyptian brothersHabía 3 clases de sanadores: sacerdotes de Sekhmet, mediadores entre el paciente y la diosa, que suministraban drogas en sus ceremonias rituales; los médicos laicos (snwn), o escribas que trabajaban en la casa de un noble o en un departamento estatal; los magos, expertos en ciertas prácticas preternaturales.
Lady Restoration
De las 877 sustancias de las que habla el papiro de Ebers, únicamente 12 hacen referencia a exorcismos o conjuros. Con esto vemos la importancia de la farmacopea egipcia y el desarrollo del conocimiento médico.
Lo mismo que en La Galicia sanadora, los remedios son de origen vegetal mayoritariamente, también acuden al reino mineral y animal propios del lugar.
Ya hablamos del Arsénico y su poder terapéutico, pero también Cobre, alabastro, natrón (carbonato sódico) para infecciones por su poder desinfectante, malaquita para prevenir enfermedades de los ojos o calamina (carbonato de Zinc) como tranquilizante.
Malaquita, Carbonato de cobre

 

Recogiendo plantas del campo, obtenemos analgésicos hipnóticos como opio o beleño contra el dolor de fracturas óseas. Mandrágora y nenúfares se suministraban para inducir un sueño terapéutico; el ajo era un reconstituyente para obreros y la digital, al igual que la medicina actual, cubría los síntomas propios de la insuficiencia cardíaca (disnea, hinchazón de extremidades y edemas). Healing 04
De la corteza de sauce se extraía ácido salicílico y ácido acetilsalicílico (la aspirina de siempre, analgésica y antiinflamatoria) y se preparaba como infusión para varias enfermedades, no solo el dolor. De esta forma, el extracto es el glucósido del alcohol salicílico y de él conseguimos, de nuevo, el ácido salicílico y su poder.
La tarde del 20 de diciembre los últimos rayos de sol sobre un sauce
El ácido salicílico inhibe la enzima ciclooxigenasa, culpable de acelerar la síntesis o formación de prostaglandinas, moléculas que inducen el dolor e inflamación. El animal no se salvaba y de él se obtenían sustancias como bilis, grasa, vísceras o leche para solucionar ceguera nocturna, no como parte de la dieta. Y la caca no se libra, la coprofarmacia abarca excrementos y telas de araña, pero no lo usaban con frecuencia al creer que estos elementos incluían malos espíritus.
aspirinaKarnak temple
Lo más curioso es que estos doctores o escribas indicaban posología en referencia al número ro (múltiplos o fracciones), muchos autores indican que equivale a 15 cm3 y bajo un sistema métrico decimal.
La química, la farmacia, el sistema métrico,.. tan lejos en el tiempo y tan cerca gracias a elementos que demuestran la admiración e interés por esta civilización.
Así vigilan los templos en Egipto
Terminamos con una frase mágica haciendo referencia a la serie de nuestros 90, “Doctor en Alaska”, que no nos llevaba a Egipto, pero compartía dualismo espiritual.

“Hemos luchado tanto contra lo material, que nos hemos olvidado de lo inmaterial”

Bibliografía
La Medicina en el Antiguo Egipto de Manuel Cuenca – Estrella y Raquel Barba
http://www.cervantesvirtual.com/portales/pedro_lain_entralgo/#
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s